Celebra el Día Mundial del Reciclaje con Linde

A continuación encontrarás algunas curiosidades sobre el reciclaje y Linde

Linde y el reciclaje

Nuestros gases industriales se utilizan para el reciclado de infinidad de materiales como el plástico y caucho, las pilas y baterías, frigoríficos, disolventes, las aguas residuales, …

  • El Nitrógeno líquido es un gas criogénico muy efectivo, actúa a -196º y produce un potente efecto de enfriamiento sobre los materiales fragilizándolos, facilitando la separación de distintas partículas y su posterior pulverización. La técnica utilizada es la molturación criogénica, muy eficaz por ejemplo para el reciclado de neumáticos usados.
  • El nitrógeno también es muy eficaz para tratar los refrigerantes contenidos en los frigoríficos o aparatos de aire acondicionado, consigue a muy baja temperatura enfriar y condensar los fluidos evitando su emisión a la atmósfera.
  • Otro gas utilizado frecuentemente para el reciclado es el oxígeno, mediante la tecnología SOLVOX de Linde, se introduce oxígeno puro en aguas residuales incrementando considerablemente la eficiencia en la limpieza de las plantas de tratamiento de aguas residuales.
  • También se usa oxígeno en el reciclado de metales, en este caso los materiales se funden en hornos que trabajan a muy altas temperaturas con la ayuda de quemadores de oxicombustión. Por ejemplo para la fundición del aluminio de las latas de bebidas o el plomo de las baterías.


Descubre mucho más en www.linde-gas.es


Curiosidades generales sobre el reciclaje

  • Los árboles absorben nitrógeno, fósforo, potasio o azufre que retornan al suelo cuando caen sus hojas. La hojarasca se descompone por la acción de las bacterias, los hongos y la lluvia. De esta forma vuelven a estar disponibles para otros seres vivos y sirviendo de nuevo de alimento para la vegetación.
  • Cuando los dinosaurios desaparecieron de la Tierra hace más de 65 millones de años la naturaleza los recicló para formar grandes bolsas de gas y petróleo.
  • En la Atenas de hace más de 2.500 años se crearon los primeros vertederos municipales del mundo occidental. Tenían que situarse a más de un kilómetro y medio de las ciudades.
  • Estudios arqueológicos demuestran que 400 años a.C. la basura que se generaba en los hogares se reciclaba, cuando los recursos escaseaban, para hacer nuevos utensilios.
  • Hace mil años, cuando faltaban muchos años para ver los contenedores azules en nuestras calles, los japoneses almacenaban el papel usado para reciclarlo. La fabricación de papel reciclado consume un 62% menos de energía y un 86% menos de agua que el papel nuevo.
  • William Rittenhouse fundó en 1690 con tres socios una fábrica de papel en la Monoshone Creek, cerca de Germantown, Filadelfia (EEUU). Se le conoce como el padre del reciclaje de Estados Unidos, ya que las fibras de la planta para la fabricación de papel a mano se obtuvieron a partir de trapos de algodón y desechos textiles.
  • El Círculo de Möbius es el símbolo internacional del reciclaje. Tiene su origen en 1970, durante un concurso de diseño para celebrar el primer Día de la Tierra, organizado por la Container Corporation of America y que ganó el diseñador Gary Anderson. El símbolo representa las tres fases principales del reciclaje.
  • El Punto Verde fue creado por la empresa alemana Duales System Deutschland AG en 1991. Este icono que se puede ver en todos los envases indica que la empresa que fabrica este producto o envase cumple con la Ley de Residuos y, por tanto, se garantiza su posterior reciclado sostenible.
  • El símbolo Tidyman, una figura humana depositando un residuo en una papelera, llama la atención sobre el consumidor: alienta a no tirar basura y depositarla en un lugar adecuado.
  • En 1982 se instaló el primer contenedor de vidrio en España.
  • El primer contenedor amarillo se instaló en 1997 en España. Hoy existe una red de 566.957 contenedores amarillos y azules distribuidos por toda la geografía española, que hacen posible que el 99% de los españoles tengan acceso a la recogida selectiva de estos residuos. De esta forma se ha pasado de reciclar el 4,8% de los envases domésticos en 1998 al 74,8% en 2015.
  • Suiza está entre los países que más reciclan del mundo, un 52% de toda su basura. Allí cada ciudadano compra etiquetas para marcar sus bolsas de basura para el reciclaje facilitando la recogida. Además separan el vidrio por colores.
  • Oslo, la capital de Noruega, es la ciudad que más recicla del mundo. Le sigue de cerca San Francisco (EEUU). En el caso noruego es importante destacar que este país cobra a los ingleses por recibir su basura y transformarla en energía